ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PSICOLOGÍA ADLERIANA-Enlace a facebook

domingo, 10 de marzo de 2013

LA CONSTELACION DE LA SERIE DE HERMANOS



2.7.4  La constelación de la serie de hermanos.
   El puesto que ocupa el niño en la serie de hermanos y en el orden de nacimiento, influye en la formación del estilo de vida, junto a la opinión o construcción que hace el niño de esta situación. Para considerar este factor además, hay que contar con la diferencia de edad entre los hermanos. Por ejemplo en una familia de muchos hijos, si hay grandes diferencias de edad entre dos conjuntos de hijos (más de tres años); hay que considerarlos como conjuntos independientes para valorar este factor.

Es común distinguir cuatro puestos en la serie de hermanos: 

1) El hijo único: Su venida al mundo suele ser recibida por los padres como un don especial. Suele ser un niño muy mimado y consentido por la madre; de modo que el niño puede desarrollar  lo que se ha llamado "complejo materno" (Complejo de Edipo), donde desea estar muy cerca de la madre y expulsar al padre del círculo familiar. Si la atmósfera familiar es democrática y no se mima demasiado al niño; estos niños suelen desarrollar habilidades y talentos activos-agresivos, de dominio y autosuficiencia y se convierten en niños precoces y sabiondos. Si la atmósfera familiar es disfuncional suelen estar  predispuestos a un estilo de vida problemático. 



2) El hijo primogénito o mayor: Durante un tiempo es el hijo único. Con la llegada del hermano suelen experimentar la vivencia de "destronamiento" que supone percibir que han dejado de ser el centro de atención para los padres. En la mayoría de los casos suelen superar este acontecimiento y se autoafirman para salir adelante; pero si fracasan adoptan una posición pesimista ante el presente y el futuro, y temen ser superados por otros en competencia. En este último caso añoran el pasado y detestan el presente y futuro; lo que suele llevarle a adoptar actitudes conservadoras ante la vida. 



3) El niño seudogénito o segundo hijo: Suelen adoptar una actitud de competencia con el hermano mayor, lo que al luchar con un igual les suele facilitar, por lo general, un estilo activo, superador y un comportamiento futuro de cooperación. Sus actitudes suelen ser progresistas y abiertas. Cuando existe mayor diferencia de edad con el hermano mayor y una atmósfera familiar disfuncional suelen desarrollar actitudes de debilidad e inferioridad. Si aún llega el tercer hermano tendrán que pasar
además por la experiencia del "destronamiento". 



4) El hijo menor o benjamín: Estos niños están a salvaguarda de sufrir la experiencia del destronamiento, y suelen estar muy mimados por toda la familia. En una atmósfera democrática y de no excesivo mimo tendrán una excelente oportunidad para contactar con una multitud de diversidad de experiencias; y facilitara en ellos una gracia y talentos especiales. Si la familia le tiene por el mas pequeño, el más débil y el más dependiente pueden desarrollar una actitud de desmoralización y métodos de compensación de tipo "apelativos" de llamadas de atención y demandas de afecto ,como las neurosis histéricas, las depresiones de quejas (histeriformes) ,la claustrofobia o la agorafobia. 



  Es importante también al considerar esta condición contar con las formas especiales de configuración de la serie de los hermanos como sería el caso de un único chico entre chicas o una chica entre chicos. En estos casos ese chico o esa chica suelen adoptar posturas extremas de muy fuertes o muy débiles. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario